jueves, 26 de noviembre de 2009

Bob Rusay, de guitarrista de DeathMetal a profesor de Golf



Uno de los miembros más enigmátcos del grupo Cannibal Corpse fué Bob Rusay. Tras 4 años en la banda como guitarrista, Rusay fué despedido en 1993 y reemplazado por Rob Barret. Tras abandonar el grupo nunca más se supo de él, hasta el año 2002 un fan que navegaba por la red descubrió su gran secreto al encontrarse con la ficha personal del músico en la Federación de Maestros de Golf de Estados Unidos, la cuál decía lo siguiente: "Mi historia con el golf comenzó desde niño, siempre ha sido parte de mi vida. Pero cuando estaba en la escuela secundaria el golf estaba lejos de mi mente, había descubierto en la música el poder y la eufória de un show en vivo. Poco después de entrar a la escuela secundaria yo ya estaba tocando en un grupo, y tras graduarme firmé con un importante sello discográfico.
En el transcurso de pocos años ya había conseguido grabar tres discos e ir de gira en varias ocasiones por Europa, EEUU, México y Canada. Además de aparecer en la película "Ace Ventura, Pet Detective". Tras dejar la banda encontré a mi alma gemela, Julie Christine Hammond, nos casamos tras tener dos hermosos niños. Incluso antes de casarnos, el aliento y el apoyo que recibí de mi esposa fué decisivo para seguir una carrera en la industria del golf. Estaba dispuesto a enseñar al mundo y nada iba a interponerse en mi camino. El primer paso fué obtener mi certificado para dar clases y acontinuación alquilé un local. Más tarde me ofrecieron un puesto en el "Western Skies Golf Club" y tiempo después fuí ascendido a director. Asi que aquí estoy, amante de lo que hago, haciendo una vida cómoda y muy agradecido". Irónicamente Bob Rusay en ningún momento mencionaba en su ficha personal la banda, Cannibal Corpse, por su nombre.

martes, 24 de noviembre de 2009

Los Cuadros Maldítos de Bruno Amadio






A continuación quiero que le echen un vistazo a los siguientes cuadros. A ver si reconocen algúno, éstos cuadros pertenecen a una serie que se llama "Niños llorones", y que son recordados como los cuadros maldítos según la leyenda urbana. Pero más allá del lo llamativo que resúlte el tema, el resutado ha sido investigado como un fenómeno por parasicólogos que han buscado afanosamente pruebas valederas.
Bruno Amadio, popularmente conocido como Bragolin o "el pintor maldito", es un pintor italiano que vivió en España y es conocido por unas pinturas que terminaron siendo una serie de cuadros titulada "Niños llorones". Según la leyenda, éste pintor, frustrado por su núla popularidad como artista, habría hecho un pacto con el Diablo para que sus pinturas fueran bien recibidas por la sociedad. Luego de esto pintó la serie de cuadros que mostraban retratos de niños llorando. Uno de esos cuadros, el primero de la serie; fué realizado a un niño que vivía en un orfanáto. Más tarde el orfanáto se incendio con el niño adentro, y desde entonces se ha dicho de que el retrato del niño muerto adquirió su espíritu. Éste fué el cuadro que mas se reprodujo en España y en el mundo.
En los 50s se dieron muchos casos de casas que sufrieron la "combustion espontanea" como fenómeno paranormal. Posteriormente eran encontradas osamentas carbonizadas, al igual que todo lo que se encontraba en el interior de los inmuebles siniestrados, con el insólito hecho de que inexplicablemente el cuadro resultaba intacto. Lo que sin dudas, terminó reforzando mucho mas la leyenda de la maldicion. Otro de los aspectos que resulta inquietante es que si el el cuadro se gira en 90 grados en el sentido de las agujas del reloj, se aprecia como un pez infernal devora al niño.
Mucha gente posee este cuadro, pero dicen que solamente ataca a quienes le demuestran un acto de temor o miedo, debido a la leyenda. En la noche se escuchan lamentos lejanos, el niño sale del cuadro, entra en tu habitacion y te despierta mostrandote su rostro endemoniado y desfigurado, para luego dar curso al infernal incendio que sufre la casa.
Se dice que Dragolin pintó un total de 27 cuadros para realizar su "pacto" con el "cola 'e flecha". Hasta ahora sólo se conocen al rededor de 9 cuadros de su autoria, ya que Amadio firmó muy pocos de ellos.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

El Rey de la Muerte.


El Rey de la Muerte.


Título original: Der Todesking.
Nacionalidad: Alemania.
Año: 1989.
Género: Drama.
Formato: Color.
Duración: 72.
Director: Jörg Buttgereit
Guión: Jörg Buttgereit & Franz Rodenkirchen.
Fotografía: Manfred Jelinski & Jan Hartmann.
Música: The Angelus, Hermann Kopp, Daktari Lorenz, John Boy Walton.
Producción: Manfred O. Jelinski.
Distribuidora: Strong Video.
Reparto: Hermann Kopp, Nicholas Pechte, Angelika Hoch, Michael Krause, Heinrich Ebber, Eva Kurtz.



Sinopsis:

Una niña sentada escribe en su cuaderno: "El Rey de la Muerte",a partir de ahí podremos asistir al suicidio de varias personas durante toda la semana...de lunes a domingo. (Sinopsis Internet).

Para mí, es un viaje por las atormentadas vidas de personas que terminan encontrando como salida a su angustia el suicidio, trasformándose en un cadáver en procesos de descomposición. O sea, en nada.


Reflexiones

Debo reconocer que me es muy difícil elegir una película para comentar, ya que el cine que veo preferentemente es violento o contiene en si mismo mucha violencia, tanto explicita como estética. Luego de leer algunos textos unos pares de veces y acordarme algunas películas, pensé en el suicidio y me acorde de esta película. Una película en donde la violencia no tiene causes lógicos identificables ni tampoco según lo que yo veo tiene una razón natural. El suicidio por tanto es la expresión más violenta, ya que atenta contra la propia existencia del ejecutor, buscando como único objetivo el dejar ser. Ahora hay situaciones en las cuales el suicidio se convierte en una opción, pero esta película se refiere al suicidio violento y absurdo, extremista y apresurado.




La verdad haber visto otra vez esta película, fue una experiencia muy agradable. Es justamente el modo narrativo reflexivo, que se irrumpe por la brutalidad y la irracionalidad lo que hace que esta película te lleve más allá. Si bien jamás he tenido ganas de matarme siempre este tema me ha llamado mucho la atención, ya que muchos amigos en la adolescencia temprana tuvieron experiencias suicidas. Películas sobre el suicidio he visto muchas, sobre todas japonesas, pero creo que la visión nihilista del autor me identifica y me llega. Al pensar en cual de las dos eras (etapas) de la violencia se encuentra esta película empecé a complicarme, ya que creo que tiene ciertos rasgos de las dos épocas. En esta película generalmente el oponente y quien genera la violencia es el propio individuo, pero también hay escenas en las que ese individuo atormentado ejerce violencia abstracta a seres no culpables antes de matarse. Pero también hay una reflexión que va más allá, en donde la violencia se ve como arte. Un tipo quien esta viendo una película de tortura nazi, es interrumpido por su novia, por lo que él le dispara. Los sesos de la tipa salen disparados contra la pared formando una nueva figura. El tipo saca la tela del cuadro y enmarca la nueva obra pictórica. Aquí sin duda el autor de forma macabra nos esta denunciando la nueva tendencia de la violencia. Si bien aquí existe un pequeño conflicto, no hay enunciado una razón de fondo que explique el hecho. No existen dos bandos ni una disputa clara, existe la mente de un tipo enfermo, que producto de su intolerancia y excesiva locura, procede a ejecutar a la mujer. El arte no esta en la estrategia, en la técnica de lucha, ni en el razonamiento para matar, esta dado por la ilógica e aleatoria explosión del cráneo. Creo eso si que la violencia actual, es primitiva y si bien tiene ciertos patrones. Si bien se cree, que lo natural es excesivo y por tanto el asesino en serie, como el terrorismo y toda la supuesta violencia que nos rodea es una clara manipulación, para la justificación de las políticas internacionales de los países poderosos. El hecho de que las escenas sean explicitas y no tengan una lógica que pueda explicar, la violencia por la violencia, caemos en un punto anticuado de la percepción de lo que nos depara la violencia. Las explosiones nucleares vistas fríamente desde un punto de vista sensitivo visual, son hermosas. La forma y la magnitud, así como el color y la inmensidad, las hace y trasforma en un espectáculo. Es extraño que nadie se pregunte como no es esa imagen censurada, cuando producto de ese tipo de explosiones murieron millones de personas. Esta claro de que en este caso la forma y la figura, traspasan el fondo, pero veamos si nos encontramos en horario de niño con la imagen de la ejecución de Saddam Husein. Al parecer la violencia es en el cuerpo, cuando hay sangre o miembros desgarrados. Perfectamente en estados unidos podían haber transmitido la ejecución de Saddam, si para ellos era casi un anticristo, pero no lo hicieron por que serían acusados de violentos y morbosos, dicho sea de paso se encargaron igual de que la grabación esté en Internet al alcance de todos. Por lo tanto la saturación de violencia en el cine tiene un efecto menor, al que el que tiene en los medios de comunicación y su interesante forma de mostrar el mundo. Para que hablar del caso de la guerra del Golfo Pérsico… Ósea la primera transmisión de la guerra en vivo y en directo. Un espectáculo casi pirotécnico de luces similar al de año nuevo, anunciaba la muerte de miles de personas.

Volviendo a la película, no me puedo hacer cargo aun. No se si esta violencia aparece de forma natural y uno es absorbida por ella, siendo parte de esta, o aquí como en el genero Gore, se tiende a exagerar. De una u otra forma, la película te hace parte de esta violencia y principalmente del estado abúlico y decadente de los personajes. Pero es aquí donde me entra la duda, ya que podría ser estos estados la razón de la violencia. La decadencia psicológica y el actuar de los personajes, vendrían ha ser las huellas y marcas de la pelea de box. Además, aquí los suicidios son explícitos y no fuera de campo y no existen sobre exageraciones. Los tipos mueren y mueren, no hay tipos que resisten siete balas y siguen de pie disparando, como esos tipos que resucitan para seguir peleando. La película violenta que esta viendo quien mata a la chica y después se ahorca, nos muestra una escena en donde una genérala nazi, le corta el pene a su prisionero. En esta violenta y magníficamente hecha (en lo que respecta al efecto), nos enfrentamos a una violencia visual, producida por una ideología violenta. La clara muestra de que las ideologías pueden convertir al hombre en un monstruo, y creo que este es el mensaje que nunca debe ser olvidado. Si el ser humano se cree evolucionado y se olvida de todas las atrocidades que se han cometido, de seguro que volverá a cometer los mismos errores y despertará la bestia que vive en el interior de cada ser humano. Ósea volver a un real estado natural, previo contrato social. Evidentemente si bien en la guerra existen ciertos códigos de honor, en los regimenes fascistas estas reglas se rompieron, dando paso a la violencia pura y dura, por placer o investigación, por creencia herrada ideológica o un despiadado sadismo.
La violencia por la violencia, en un análisis pesimista, nos conduce a reflexiones en las cuales el ser humano tiene como una razón de existir la destrucción del orden perfecto de la naturaleza. Pero estos individuos, quienes dejan de lados sus ambiciones y sueños y deciden ser abrasados por la muerte, rompen con la violencia por la violencia. Tengo entendido que tomar una pastilla de cianuro termina con tu vida en segundos y con un mínimo de dolor. ¿La muerte sin dolor aunque sea provocada es violenta? Quizás ya no es tan gráficamente violento, pero al igual que la violencia psicológica deja una huella. En la película solos contra todos, del director Gaspar Noé, para mi lo más violento es las reflexiones y deseos del tipo. Lo interesante es que todos, por lo menos yo… hemos sentido ganas de matar a alguien, acotando lo dicho yo varias veces. La gran diferencia esta en que la mayoría controlamos estos pensamientos y hasta los impulsos más violentos, pero hay quienes no. Cuando esta violencia no es anónima, si no que es producto una mente enferma o de una sociedad hostil, existe un reconocimiento, ya que se puede identificar. En este caso nos encontramos claramente con un primer estado de violencia. No son dos enemigos, si no un tipo enfrentado a un enemigo más complejo, que vendría a ser sus miedos y su mente o la sociedad y sus agobiantes reglas. No se trata de simular la guerra y su horror, si no más bien el acercarte a la determinación. Al conflicto indescifrable y sin una supuesta salida, que te envía a tomar la decisión más drástica. Donde no existe una reflexión previa en el ámbito espiritual. Lo que importa es escapar y si existe vida o no después de la muerte, es algo meramente secundario, si es que realmente se plantea. La violencia esta allí, aquí y ahí, en la sociedad y en las mentes, en los seres humanos, en los animales y en la naturaleza. Eso no solo explica la asimilación de la gente de monstruos enfermos y hasta su admiración, si no la poca tolerancia, como la nula capacidad de asombro que afecta a la gente común. Esa preocupante aceptación insisto, no es culpa de la ficción o del cine, si no de la prensa sencionalista y de todos los medios de comunicación tanto escritos como audiovisuales. El cine y los videos juegos son de una dimensión de fantasía, diversión y representación, a los más de reflexión y no creo que ninguna película pretenda influenciar negativamente quién la ve. Esta claro que mi visión es absolutista y de defensa ciega al cine y a los videos juegos, porque creo que influyen de forma más negativa otros factores. Mi primo chico es fanático de películas violentas, si embargo es un niño con una sensibilidad hacia los animales increíble, ya que diferencia la representación de la ficción de la realidad. Pero el mismo cuando ve la ley de la selva y ve imágenes de animales maltratados, sufre y llora de impotencia. Estoy seguro de que películas como el rey de la muerte, ayudarían a pensar un poco más a quien se va a matar, ya que su atmósfera y su visón fría y sin mucho adorno del suicidio, conmueve en especial cuando uno recuerda en lo que terminara… un cadáver que se pudrirá hasta ser polvo. Eso es lo que es claramente posible y darle un término tan brusco y extremista a una vida que ya no tiene un sentido lógico, es simplemente una decisión apresurada, irreversible y a todas luces, errada. Ok, lo reconozco poco y nada hable de la misma película, pero este tema me atrapa y me desvía a horizontes complejos, teniendo que borrar y volver, confundiendo mis ideas.